ACTI participó en seminario sobre tecnologías en la minería de la UdeC

Desde hace algunos años, la transformación digital ha venido impactado a gran parte de los sectores de la economía, y últimamente su crecimiento se ha acelerado aún más producto de la pandemia. Uno de ellos es la industria minera, donde tecnologías como la robótica, inteligencia artificial y Big Data, son cada vez más importantes para lograr la eficiencia, productividad, seguridad, un buen servicio y sustentabilidad.

Con el objetivo de conocer más sobre las innovaciones en el sector minero, la Universidad de Concepción llevó a cabo el SEMIN UdeC 2020, en el que participaron varios expertos en la materia, entre ellos Thierry de Saint Pierre, presidente de ACTI.

En su presentación “Transformación digital en la minería 2020-2030”, planteó que este proceso es fundamental para cambiar la oferta de valor que se logra a través de la creación de un nuevo valor para las empresas y organizaciones, que les permite habilitar beneficios de mayor alcance, además de nuevos modelos de negocios, nuevas fuentes de ingresos, impulsados por cambios en las expectativas de los clientes en torno a los productos y servicios.

“Esta revolución de la industria 4.0 se debe a que los costos de la capacidad de cómputo, de almacenamiento, y tecnologías, como Inteligencia Artificial, Internet of Things, Big data, Cloud, etc., han disminuido significativamente y entrega la posibilidad de crear nuevas aplicaciones que están mejorando la forma de hacer negocios”, señaló Thierry de Saint Pierre.

La eficiencia sigue siendo un driver muy importante para las empresas para decidir invertir en nuevas tecnologías, que se utilizan para mejorar los procesos de negocio y optimizar el uso de activos como camiones y plantas para reducir costos. Hay que tener presente la experiencia mejorada del cliente con la tecnología, y generar o adoptar nuevos modelos de negocio con foco en la innovación de la estrategia de negocios y en la oferta de valor. 

De Saint Pierre planteó que el gran catalizador de la transformación digital fue la pandemia. Según estudios, un 82% de los trabajadores dicen estar dispuestos a adoptar esta modalidad de manera permanente y más del 95% de las empresas habían implementado el sistema de teletrabajo durante la pandemia. 

Entre los grandes desafíos en digitalización que hay en minería, Thierry de Saint Pierre destaca ”la sensorización de gran parte de los procesos unitarios mineros, integrar en línea los sistemas informáticos y también los sistemas de operaciones OT, utilizar más herramientas de Inteligencia Artificial, Big Data para la toma de decisiones, control de los procesos, modelamiento y predicción, automatización de procesos de transporte y plantas, etc”.  Con la digitalización, los empleados también han tenido que adaptarse a esta nueva modalidad de trabajo. Ahora están más conectados con el uso de realidades aumentadas, formados digitalmente en temas de seguridad para soportar las operaciones mineras automatizadas, robotizadas y controladas remotamente. 

Según un estudio realizado por el World Economic Forum y Accenture, la digitalización podría generar más de US $427 mil millones de valor para la industria y sociedad en la década. Esto genera un impacto tanto en el negocio como en la sociedad, es decir, el valor en juego total. “El valor en juego es un nuevo marco conceptual que evalúa el impacto de las iniciativas digitales en industrias, trabajo, clientes, sociedad y medio ambiente. Es decir, incluye el impacto de la transformación digital en la industria más el valor en la sociedad de esta tecnología”, explicó el presidente de ACTI.

 

Entre las principales iniciativas digitales en minería 2020-30 se encuentra la Automatización, robótica y Hardware operacional, cuyo principal desafío es la implementación de herramientas de hardware habilitadas digitalmente para realizar o mejorar las actividades que se ejecutan de manera manual o con máquinas de control humano.

Otros desafíos están en la vinculación de operaciones (OT), TI, dispositivos y sistemas, que están actualmente separados, y el uso de algoritmos e inteligencia artificial para procesar datos en toda la cadena, de valor tradicional y hacia proveedores, para apoyar las decisiones en tiempo real y para futuras proyecciones. 

Por último, se debe trabajar en la movilidad conectada y realidad virtual aumentada en tiempo real, que empoderan a los trabajadores que están en faena, de manera remota y centralizados.

Volver arriba