Amplio potencial de una carrera con buenas perspectivas de empleabilidad

Relativamente nueva en Chile, la Ingeniería Civil Mecatrónica promete optimizar actividades administrativas y productivas. Por su carácter multidisciplinario y alto grado de especialización, la disciplina tiene abierto un gran campo laboral.

Alejandro Rojas, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, en Ciudad de México, se interesó por la mecatrónica porque engloba diversas áreas del conocimiento, desde el diseño de un mecanismo hasta un circuito para control. Igualmente, el ingeniero valora los conocimientos de Inteligencia Artificial que se obtienen en una carrera como esta y que hacen posible la automatización de procesos.

‘Una de las grandes diferencias respecto de otras ingenierías es que al cubrir principios de mecánica, electrónica, física, manufactura, robótica y automatización, entre otras, permite que el estudiante conozca los recursos que tiene a su alcance para poder desarrollar lo que se necesite’, comenta Alejandro Rojas.

Según Bartolomé Rodillo, socio ACTI y presidente del Consejo de Especialidad Industrial del Colegio de Ingenieros de Chile, la necesidad de las organizaciones de aumentar la productividad y tener procesos más eficientes, hacen de la automatización un pilar fundamental para el desarrollo y la competitividad.

‘La robotización está avanzando aceleradamente en los más variados ámbitos de nuestra economía. Las crecientes capacidades de cómputo han permitido la creación de múltiples aplicaciones de inteligencia artificial, que combinada a dispositivos mecánicos, posibilitan el desarrollo de robots cada vez más complejos para atender a una amplia gama de tareas en diversos procesos productivos, desde la minería hasta la agricultura’, señala.

En este aspecto, Rodillo explica que la mirada multidisciplinaria favorece el desarrollo de procesos, componentes de automatización y robots que permiten resolver los retos que la economía y las organizaciones deben enfrentar para generar valor sustentable.

‘Esta profesión esta llamada a liderar un cambio hacia un desarrollo sustentable y eficiente, en el cual la relación humano – robot debe ser equilibrada en beneficio de la sociedad y no solo en lo económico’, enfatiza.

Campo laboral

Tomás Valles, brand manager de People & Partners, explica que si bien la mecatrónica sigue el rigor de todas las ingenierías, tiene alta complejidad debido a su carácter multidisciplinario y de especialización.

‘Al ser también una carrera asociada con los avances tecnológicos evoluciona constantemente, lo que hace que incluso muchos centros de formación no se actualizan con la misma velocidad. Esa novedad y vanguardia, la hace una disciplina integradora, que no solo está de moda, sino que también tiene un exponencial campo laboral, ya que existen pocos especialistas en un espacio de crecimiento de demanda’, afirma.

Los ingenieros o técnicos en mecatrónica son una pieza clave para el futuro e innovación, que, a juicio de Ángel Izurieta, socio de los servicios de Tecnología e Innovación de EY, llegan para llenar un espacio donde claramente hay un mercado laboral con un potencial crecimiento muy importante.

‘Esta es una disciplina muy interesante que combina cuatro ingenierías: computación, electrónica, mecánica y de control, por lo que su malla es de mayor amplitud al abarcar componentes de cada una de ellas y buscar también su integración’, detalla.

Por lo anterior, la carrera apunta a formar profesionales capaces de implementar sistemas o productos inteligentes y mucho más sofisticados que los que son propios de la maquinaria tradicional.

‘Hoy en Chile ya tenemos dos universidades que imparten la carrera y yo esperaría que otras universidades vayan incorporándola en el corto plazo’, sostiene Izurieta.

En este contexto, señala Bartolomé Rodillo, ‘la convergencia tecnológica está habilitando el acceso en nuestros hogares a una variada gama de aplicaciones de domótica con un importante potencial de crecimiento económico’, concluye.

Volver arriba