Automatización Robótica de Procesos permite gestionar tareas de forma eficiente

Este tipo de soluciones ofrece una serie de ventajas para el negocio que se centran, mayormente, en el ahorro de tiempo para la ejecución de tareas, la estandarización y el aumento de la calidad.

Las soluciones de Automatización Robótica de Procesos (RPA) son aplicaciones que permiten simular la interacción humana con diferentes sistemas existentes dentro de un computador o estación de trabajo. Es decir, posibilita la opción de automatizar las tareas que realiza un usuario con los programas que tiene instalados en su computador.

Incorporación de la tecnología

‘Esta tecnología permite dotar a las organizaciones de trabajadores virtuales para delegar tareas repetitivas y estructuradas y, de esta forma, hacer de la labor habitual algo más humano, generando espacios para la calidad, la innovación y la excelencia operacional’, dice Bartolomé Rodillo, socio ACTI y presidente del Consejo de Especialidad Industrial del Colegio de Ingenieros de Chile.

Añade que dicha tecnología está en permanente evolución, y si se le adicionan componentes propios de la Inteligencia Artificial a un RPA tradicional, se le conoce como IPA (Intelligent Process Automation).

El profesional explica que si bien esta tecnología tiene casi dos décadas en el mercado global, por lo menos, desde hace unos cinco años varias compañías locales han comenzado su paulatina incorporación. Hoy RPA está presente en diferentes rubros, como la minería, la banca, telecomunicaciones, los seguros y el retail, entre otros.

Bartolomé Rodillo comenta que típicamente algunas empresas optan por realizar pruebas de concepto o pilotos y algunas más aventajadas en la transformación digital e innovación constituyen los llamados Centros de Excelencia para la Automatización.

Por otra parte, indica que en Chile se han desarrollado excelentes competencias tecnológicas, llegando incluso al punto de que una empresa local haya desarrollado su propia plataforma de automatización. ‘Sin duda, esta tecnología representa un gran desafío para nuestra economía, sobre todo la incorporación de la fuerza del trabajo digital en las organizaciones. Comúnmente las áreas de Administración y Finanzas son un excelente punto de partida. De acuerdo con un estudio publicado por la consultora Gartner, los Departamentos de Finanzas pueden ahorrar hasta 30% de ‘retrabajo’ evitable con el uso del RPA. Esto es solo una pequeña muestra de los beneficios de la fuerza de trabajo digital’, detalla.

Agrega que, en general, las asimetrías de información y la capacidad de las organizaciones para adoptar tempranamente nuevas tecnologías explican que tan acelerada o atrasada será la adopción.

Tendencia actual

Bartolomé Rodillo destaca que la tendencia natural es la de automatizar procesos repetitivos y estructurados. Detalla que inicialmente muchas compañías ven esto como una tecnología más y comienzan realizando automatizaciones puntuales, pero no por eso menos exitosas. ‘Usualmente la integración con portales externos como bancos y plataformas que prestan servicios desde internet son un buen comienzo. Procesos internos que requieren mucho trabajo manual como las conciliaciones bancarias, los procesos de compra, la recepción de facturas, entre otros, generan excelentes resultados. Sin embargo, en la medida de que las organizaciones sean capaces de complementar estos bots con características de Inteligencia Artificial, podrán descubrir un nuevo espectro de soluciones de mayor valor agregado’, sentencia.

Este tipo de soluciones ofrece una serie de ventajas que se centran, mayormente, en el ahorro de tiempo para la ejecución de tareas, la estandarización y el aumento de la calidad. Y es que los bots son capaces de trabajar 24/7, y pueden hacer sus labores de forma más rápida y sin errores. Estos elementos contribuyen a mejorar la satisfacción de los clientes en la medida de que el trabajo se mantenga rápido y seguro. También los bots permiten adaptarse de mejor manera a las variaciones de la demanda.

Igualmente, esta tecnología permite el uso y la integración entre sistemas sin tener que intervenirlos, disminuyendo el costo de desarrollo y sus complejidades.

‘Un punto clave es que esta tecnología permite cambiar el rol de ejecución de tareas, a uno de gestor de procesos. El trabajador en vez de ocupar su tiempo digitando facturas de compra, podrá evaluar proveedores o realizar análisis más complejos que permitan a la organización mejorar continuamente su proceso. Las soluciones RPA son un gran impulso para la transformación digital de las organizaciones, y que generará una evolución en la forma que concebimos el trabajo’, comenta Bartolomé Rodillo.

El profesional señala que es imprescindible definir un objetivo claro y ambicioso, alineado con la estrategia del negocio. Luego, se debe establecer la estrategia de automatización de la organización. Y, una vez que esto esté claro, se recomienda avanzar con un listado de potenciales procesos candidatos para su automatización y formar un centro de excelencia en este sentido.

‘Es clave tener en cuenta que junto con implementar las soluciones, hay que operarlas y mantenerlas. Otro típico error está en automatizar los procesos sin antes evaluar su rediseño en busca de más eficiencias. Por último, es esencial evaluar periódicamente los resultados y verificar que la estrategia esté generando los frutos esperados’, finaliza.

Volver arriba