Capital humano 4.0: La transformación digital exige trabajadores polifuncionales

Deberá ser un profesional integral y que posea habilidades personales para saber resolver problemas, con capacidad de trabajo en equipo, con un alto grado de motivación, con pensamiento crítico y, además, con un espíritu creativo e innovador.

Ya sabemos que son tiempos de la Cuarta Revolución Industrial, de la transformación digital. Y desde los distintos quehaceres a nivel nacional tenemos que tomar conciencia la trascendencia de este momento y trabajar para subirnos a este carro. Si no lo hacemos, estamos condenando a nuestro país a seguir en el subdesarrollo, con todo lo que ello implica para las generaciones venideras. Es el momento de tomar decisiones y aprovechar esta oportunidad única de llevar a nuestro país al desarrollo y de construir y trabajar para la economía digital del futuro. Para llegar hasta allí uno de los pilares fundamentales es contar con el capital humano adecuado para poder impulsar todos los proyectos y el crecimiento que exige la transformación digital.

En este punto necesitamos con urgencia hacernos cargo de algunos temas, como hacer cambios realmente importantes en educación, en las mallas curriculares e incluir algunas materias como programación desde los cursos más pequeños, hasta capacitar a nuestros trabajadores, para reconvertir aquellos puestos que van a desaparecer debido a la automatización y a la digitalización de muchas labores rutinarias. Si revisamos las tendencias tecnológicas de “Gartner” para este 2019, tenemos que aparecen los dispositivos autónomos; analítica aumentada; nuevos desarrolladores; gemelos digitales; computación potenciada; experiencias inmersivas; blockchain; espacios inteligentes; privacidad y ética; computación cuántica.

Además, nos dice que la inteligencia artificial es la que domina el panorama, y es en ella donde se basan las nuevas tecnologías que están tras la transformación digital. Entonces, en ese escenario ya sabemos el camino de las áreas en las que necesitamos especialistas. Por ello es que resulta urgente que la academia visualice esta problemática y la resuelva a través de las determinaciones necesarias, para que incorporen en las carreras y en las especializaciones que ofrece, los nuevos perfiles que se requieren para hacer frente a la profunda transformación digital en las que ya estamos insertos.

Oportunidades de empleo

Como agentes de la industria ya lo hemos dicho. Un área en la que siempre habrá trabajo es en la de tecnología, pues crece constantemente. Por lo tanto, los puestos de trabajo que allí se encuentran tienen un mayor potencial, ya que la demanda viene desde todo tipo de empresas y entidades: tecnológicas y no tecnológicas. Así, podemos decir que los ingenieros especializados en big data, los que son expertos en machine learning y los data scientists se encuentran entre los mejores puestos de trabajo emergentes; ya que muchas empresas requieren de sus servicios y habilidades. Pero hay más.

Esta Cuarta Revolución demanda perfiles más completos, polifuncionales. Esto quiere decir que al trabajador no sólo se le pedirán habilidades tecnológicas, sino que además deberá ser un profesional integral que posea habilidades personales para saber resolver problemas, con capacidad de trabajo en equipo, con un alto grado de motivación, con pensamiento crítico y, además, con un espíritu creativo e innovador.

Nuestro país debe avanzar por el camino correcto y aprovechar las posibilidades que nos entrega la economía del futuro. Por lo tanto, hoy es una urgencia que nuestro capital humano debe ir de la mano con las nuevas tecnologías, especializarse en ellas tanto como sea posible. De esto depende que enfrentemos de manera profesional y especializada esta época de transformación digital.

 

“Nuestro país debe avanzar por el camino correcto y aprovechar las posibilidades que nos entrega la economía del futuro. Por lo tanto, hoy es una urgencia que nuestro capital humano debe ir de la mano con las nuevas tecnologías, especializarse en ellas tanto como sea posible”. Jaime Soto Muñoz, secretario general de ACTI.
Fuente: La Tercera
Volver arriba