Cinco tendencias tecnológicas que marcarán a Chile en 2021

La pandemia aceleró la transformación digital de las empresas y de la sociedad. ¿Qué viene ahora? Diario Financiero consultó a cinco expertos del ecosistema tecnológico local para que entregaran su visión sobre lo que se espera para este año.
FRANCISCO GUZMÁN, director Claro Empresas

1 5G será el gran disruptor tecnológico en 2021

‘5G será el gran disruptor tecnológico en 2021 porque habilitará soluciones concretas en Inteligencia Artificial, Realidad Virtual, IoT, Big Data y Cloud. Y con su despliegue en el territorio nacional, esperamos que durante el segundo semestre se plasme en las primeras soluciones para necesidades en industrias como minería, agricultura, forestal, salmonera y por supuesto, las Smart cities y el sector de la salud. En lo personal, observo un factor común a estas industrias: se trata de un sinfín de necesidades aún sin resolver, en grandes superficies que tienen aparejados grandes problemas.

Sumados, estos sectores serán clave para la reactivación del Producto Interno Bruto (PIB), puesto que el desarrollo tecnológico impulsará una mayor productividad con mejor eficiencia. A partir de la implementación de esta Quinta Revolución podremos tener ciudades inteligentes, más seguras y sostenibles, donde el transporte público será totalmente predecible y el ahorro energético estará presente en calles y edificios. Compañías mineras que desde el centro de las ciudades operarán, monitorearán y controlarán máquinas a distancia el trabajo en la mina; campos sensorizados; bosques del sur de Chile o pontones de empresas salmoneras con sistemas inteligentes que nos permitan contar con trazabilidad, GPS, controles remotos, mediciones de suelo y agua. Y además, la llegada de 5G permitirá también realizar procesos a menor escala, con lo que será posible potenciar el desarrollo local y la descentralización. Nuestro gran desafío es impulsar proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D) que involucren a la academia, el mundo privado y el sector público a fin de acelerar y acercar esta tecnología a la ciudadanía y contribuir a la reactivación’.

LEO PRIETO, fundador Odd

2 Industries Inteligencia Artificial Ética y Sustentable

‘Estamos viviendo una era alucinante en cuanto a avances tecnológicos que nos están permitiendo mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de este planeta, no solo de los humanos. Entre todas estas tecnologías, la disciplina de Inteligencia Artificial (IA) es quizás la más disruptiva, con un gran potencial para resolver muchos de los grandes desafíos económicos, sociales y ambientales del presente. Chile ha sido pionero en el uso de estas herramientas en los ámbitos privados y públicos, pero su uso debe respetar la privacidad de los datos de las personas y prever posibles sesgos en la construcción de algoritmos que podrían profundizar problemas en vez de resolverlos. Por eso, 2021 será un año clave en consolidar la aplicación de IA de forma ética y sustentable.

La gran mayoría de los investigadores y desarrolladores de IA en Chile estamos enfocados en promover el uso de estas herramientas para el bienestar colectivo, preocupados de potenciar sus beneficios y minimizar sus riesgos. Para eso, este año será clave en que dejemos de ver a la IA como una tecnología sólo para aumentar ingresos y abaratar costos capturando big data sin escrúpulos, priorizando cada vez más su uso para resolver las grandes crisis sanitarias, sociales y climáticas que está viviendo el planeta. Por ejemplo, combinar la IA ética con la proliferación de pequeños satélites especializados, incluyendo el Sistema Nacional Satelital que el Gobierno chileno anunció hace poco, puede tener un impacto extraordinario en ayudar a revertir la crisis climática, algo que debe ser una de nuestras principales prioridades este 2021 (y todos los años que vendrán hasta que logremos nuestro objetivo)’.

TIERRY DE SAINT PIERRE, presidente de ACTI

3 Internet de las cosas y smart cities

‘Para explicar la Internet de las Cosas (IoT, su sigla en inglés), diremos que se trata de dispositivos (sensores, actuadores) electrónicos, conectados en tiempo real, los que entregan una gran cantidad de datos que pueden ser procesados y analizados para, luego ejecutar distintas acciones. Estos dispositivos se encuentran presentes en diferentes objetos de la vida diaria tales como el celular que tiene GPS y sensores de movimiento: los relojes inteligentes, las cámaras de video vigilancia que tenemos en las casas, los sistemas de alarma, los dispositivos de salud – medición de presión o de glucosaconectados, entre otros.

Pero también, la IoT está presente en los objetos que encontramos en las ciudades, esto es el concepto de smart cities, en el cual los dispositivos IoT, están en el transporte público inteligente, el alumbrado inteligente de barrios y avenidas, la gestión inteligente de residuos, los niveles de contaminación ambiental, la gestión del consumo de energía o la seguridad de los barrios con video vigilancia, entre otros. Todo lo anterior, poniendo al ciudadano en el centro de esta planificación. Con la llegada del 5G, se potenciará la posibilidad de sensorización y recolección de datos, apuntando a todo tipo de aplicaciones en las cuales la baja latencia o el gran volumen de datos es importante. Según cifras de IDC, el gasto en IoT crecerá de un 8% a un 11%, en 2021. Por lo tanto, en una smart city, donde todos estos sensores estén conectados en tiempo real y entregando información valiosa, se podrán observar mejoras en términos de un aumento de la sostenibilidad ambiental, una mayor fluidez en la movilidad y mejoras en la calidad de vida de sus habitantes’.

PAMELA GIDI, subsecretaria de Telecomunicaciones

4 Las enormes bodegas de datos

‘Una de las tendencias tecnológicas que marcarán el 2021 sin duda será la revolución que significará implementar la red 5G, en la cual nuestro país será protagonista. Por ello, ya estamos licitando cuatro bandas de espectro para proveer servicio sobre esta red que será un impulsor de nuestra economía digital 4.0 en sectores tan relevantes como la minería, agricultura, transporte, energía, entre otros. En el 2021 ya veremos las primeras redes comerciales desplegadas entregando nuevos y mejores servicios para los ciudadanos y los sectores productivos del país. De la mano del 5G vendrán apalancadas una serie de nuevas tecnologías e industrias como el Big Data, la inteligencia artificial, el Machine Learning, entre otros.

Esto provocará una irrupción de miles de nuevas startups tecnológicas que crearán valor en base a las potencialidades de la red 5G y, quizás, en los próximos años podremos ser testigos de la creación del primer unicornio diseñado y creado en nuestro país. Hoy, ninguna startup o empresa digital nace fuera del negocio de la nube o cloud. Por ello, otra gran tendencia que se vislumbra será la instalación en Chile de una serie de inversiones de DataCenters de multinacionales de clase mundial, como son Oracle, Microsoft, Google, entre otros. Gracias a nuestro plan de duplicar los kilómetros de fibra óptica troncal y de conectividad regional se concretará otro paso más para transformar a Chile en un hub digital. A ello, si agregamos el despliegue de proyectos como el cable Transoceánico, Fibra Óptica Nacional y Fibra Óptica Austral, ampliaremos los beneficios de estas nuevas carreteras de alta velocidad que son fundamentales para el desarrollo de estas enormes bodegas de datos’.

ALEX PESSÓ, director Legal de Microsoft Chile

5 Ciberseguridad, prioridad nacional

‘Las últimas semanas de 2020 fueron difíciles en materia de ataques cibernéticos. Especialmente por aquellos en contra del gobierno e instituciones críticas de EEUU. Es necesario que en Chile miremos con seriedad las crecientes amenazas y que nos comprometamos con un liderazgo más eficaz y mayor colaboración por parte del Gobierno y del sector tecnológico. El reciente Informe de Defensa Digital de Microsoft reveló que durante el último año los cibercriminales aumentaron su grado de sofisticación, poniendo a prueba hasta a los más expertos. Esto representa un problema muy grave, pues según una encuesta realizada por nuestra compañía, el 73% de las organizaciones reconoció haber sufrido fugas de información crítica en los últimos 12 meses.

Por todo lo dicho, debemos realizar las inversiones y actualizar nuestra legislación. Es fundamental contar con un plan moderno que incluya modelos obligatorios de divulgación de incidentes, coordinado por un equipo nacional de emergencias (CERT). Además, es imprescindible contar con las certificaciones como mecanismo de comprobación. Otro punto relevante es el cifrado de datos: el Gobierno debe definirlo basado en el grado de criticidad. También es importante la creación de una Agencia de Ciberseguridad, la que cuente con atribuciones legales y concilie la notificación obligatoria de incidentes con el intercambio bidireccional de información sobre amenazas. La experiencia demuestra que la colaboración público-privada es clave para el éxito en la prevención, detección y lucha contra el cibercrimen. El compromiso debe ser de todos’.

Volver arriba