Construyendo un ciberespacio seguro para el país

Por Francisco Guzmán, presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información A.G. (ACTI A.G.) y VP Mercado Empresas ClaroVTR

Desde ACTI, vemos con optimismo la aprobación de la Ley Marco de Ciberseguridad, reconociendo su importancia para fortalecer la seguridad digital en Chile. Sin embargo, entendemos que las compañías del sector tendrán retos importantes al implementar estos cambios: ajustarse a los nuevos requisitos mínimos, cumplir con la normativa y colaborar con la Agencia Nacional de Ciberseguridad (ANCI), así como otras entidades, son desafíos clave, como también reconocemos la necesidad de educar y concientizar a los trabajadores sobre prácticas seguras y fomentar la innovación de manera segura.

En este contexto, como Asociación Gremial, reafirmamos el compromiso adquirido de respaldar a nuestras empresas asociadas y al ecosistema en general durante este proceso de adaptación. Nos dedicamos a facilitar recursos y conocimientos que fortalezcan la protección cibernética y promuevan un entorno digital más seguro en nuestro país. 

Entendemos que cumplir con la normativa va más allá de una obligación formal; es una promesa con el país donde la continuidad de los servicios esenciales es fundamental para mantener una economía saludable y un flujo ininterrumpido de información y transacciones.

Consideramos fundamental estar estrechamente cooperando con la ANCI, manteniendo un canal abierto para la comunicación y colaboración. Nuestra visión se centra en contribuir al desarrollo de un ciberespacio más seguro, promoviendo la protección efectiva de la infraestructura digital del país. Además, un aspecto que no se puede olvidar, es la necesidad de enseñanza de los cuidados digitales en la etapa escolar. Se debe crear conciencia de cómo interactuar de manera segura, con las plataformas digitales y para esto no sólo bastan las regulaciones que son un paso básico, sino que también necesitamos de la capacitación en etapas tempranas.

Estamos convencidos de que, con una vinculación sólida y un enfoque proactivo, generaremos una “hélice virtuosa” entre el mundo privado, público, la academia y la sociedad civil, con los que superaremos estos retos, avanzando hacia un panorama digital más protegido y resiliente para Chile.

Volver arriba