Ecosistema para habilidades tecnológicas

* Nota de El Mercurio
Las empresas están subiendo a la nube con la intención de desarrollar sus aplicaciones de negocio con mayor agilidad.
Todo lo que se ha vivido a lo largo de este último año ha afectado a casi todas las industrias, alterando fundamentalmente la forma en que la mayoría de las organizaciones realizan sus negocios diarios. Incluso antes de que hubiera una pandemia, muchas organizaciones ya habían comenzado a trabajar en sus proyectos de transformación digital, pero durante estos últimos meses las llamadas iniciativas digitales pasaron a ser imperativos digitales, creando una presión urgente sobre la necesidad de talento y habilidades especializadas en tecnología.

Hoy tenemos una tasa de desempleo de alrededor del 10% a nivel nacional. Alcanzar nuevamente una tasa cercana al 7% u 8% no se conseguirá este año, y no sabemos con certeza si lo lograremos durante el 2022. Pero a pesar de ese escenario, de manera paralela tenemos un mercado activo y demandante en términos de habilidades tecnológicas, lo que es una excelente oportunidad para los profesionales de esta área, pero que se vuelve un problema cuando se compite con un talento que es escaso, no solo en Chile, sino también a escala global. Esto es hoy un problema para el desarrollo de la industria tecnológica en el país y para muchas empresas encarece y complejiza sus planes de desarrollo y competitividad local, regional o global.

La escasez de talento de TI continúa, y no se va a acabar en el corto plazo. Las empresas están subiendo a la nube con la intención de desarrollar sus aplicaciones de negocio con mayor agilidad y deshacerse de actividades de tecnología más redundantes para utilizar sus talentos en actividades más relacionadas a su core de negocio y que impacten sus procesos y modelos de trabajo.

La transformación digital ha acelerado la demanda de ciertos roles, entre ellos: Product Leader, DevOps, Fullstack Developer, Scrum Master y DevSecOps, que son altamente requeridos en el ambiente actual y muy difíciles de conseguir.

Esta necesidad de profesionales TI ha llevado a las empresas a acelerar sus procesos de contratación para atraer a los mejores talentos de manera más eficiente, incluso antes que la competencia. En muchas empresas, sobre todo fuera de la industria tecnológica, todavía se reclutan perfiles TI como cualquier otro rol dentro de la organización, lo que impide contratar a los mejores.

Ser ágiles en la contratación, tener una oferta adecuada al mercado, considerar beneficios para este segmento de profesionales y privilegiar el trabajo remoto son algunas de las cosas que recomendamos para hacer un proceso exitoso. Lo que necesitamos en Chile es crear un ecosistema de apoyo entre el mundo privado, Gobierno y la sociedad civil para poder construir más y mejores habilidades tecnológicas. Esto, de cara a lo que se viene en el mundo del trabajo, puede ser el secreto de generar un modelo de competitividad para Chile en el futuro.

Volver arriba