El camino de Chile para ser un hub digital regional

*Nota de La Tercera – Pulso

La atracción de grandes compañías por invertir en centros de datos, la instalación de más cables submarinos de fibra óptica y la llegada de 5G son algunos elementos que podrían ayudar a la meta.
En diversos sectores del mundo tecnológico y de telecomunicaciones chileno se instaló la idea de ser un hub Digital regional, tomando en cuenta varios factores, donde la fibra óptica -terrestre y submarina- de interconexión internacional, desarrollo de fibra óptica nacional y la licitación de 5G son los pilares fundamentales.

Para hacerse una idea de la importancia de los cables submarinos, actualmente, el 99% de las comunicaciones se envían a través de ellos y permiten responder a la creciente demanda de servicios de internet, datos y contenido en el país.

A esto se le agrega el entusiasmo de grandes compañías tecnológicas por invertir en centro de datos en nuestro país. En total, se estima que, para cumplir este plan, se necesitan cinco años a partir del 2018, cuando se lanzó la idea.

Ahora bien, hay un consenso en la industria tecnológica de que la pandemia global aceleró la digitalización en Chile, tanto en los hogares, como en las empresas, pymes y el Estado, donde el tráfico de internet ha aumentado 40% en el mundo fijo y móvil.

“Hoy Chile destaca como el país N°1 de Latinoamérica en despliegue de fibra óptica (según Ocde), por lo que podemos señalar que vamos por un muy buen camino, acortando día a día las brechas digitales. Si seguimos a este ritmo, podremos transformar al país y sus regiones en verdaderos hubs digitales. Aquí, tecnologías como la fibra y el futuro 5G serán esenciales”, comenta Thierry de Saint Pierre, presidente de ACTI.

Además, indica De Saint Pierre, “en los próximos años podremos visualizar un trabajo conjunto entre los partners tecnológicos, universidades, entidades de gobierno y emprendedores, para seguir impulsando la productividad y economía digital”.

Por su parte, Claudio Magliona, socio de Magliona Abogados (estudio especializado en el sector tecnológico), cree que la clave de la meta que tenemos como país ha sido claramente la inversión en cables submarinos, fibra óptica y datacenters, a lo que hay que agregar “la estabilidad de Chile en materia política y normativa y la factibilidad de obtener los permisos correspondientes. Si bien hay pendientes en materia regulatoria, el ambiente es el indicado para la tecnología y el emprendimiento en Chile. Hay un acuerdo total, en la importancia de la conectividad y las nuevas tecnologías”, indica.

Incluso, Magliona estima que existe gran optimismo sobre lo que Chile está haciendo en esta área, “sobre todo porque está la conciencia de que el crecimiento digital debe ser efectuado, además, con una visión de territorio. El trabajo con las comunidades es más importante que nunca”, concluye.

Volver arriba