El desafío de la industria TI: Contar con más mujeres en el 2024

  • El contar con más mujeres dentro de la industria TI es un factor que va más allá de la disminución de brechas. Su inclusión nos permite aumentar la competitividad y por ende ser capaces de contar con mayores beneficios económicos y sociales. 

Santiago, enero 2024.- Una de las grandes barreras que quedan por superar en la actualidad es la referida a las brechas de género. Un informe elaborado por la consultora McKinsey, estimó que de avanzar en la paridad de género a nivel laboral, para el 2025, el PIB mundial podría llegar a sumar hasta 28 trillones de dólares, o un 26 por ciento adicional.

Además, el estudio Women in Technology desarrollado por Michael Page, reveló que a nivel latinoamericano menos de un 30% de las posiciones de liderazgo en las organizaciones consultadas están ocupadas por mujeres. En Chile todavía se encuentra en tramitación en el Congreso Nacional la propuesta que busca incrementar la presencia de mujeres en las Sociedades Anónimas a un mínimo de un 40% en un período de 6 años.   

En ese sentido, desde el mundo gremial se ha buscado a través de acciones concretas el incentivar, concientizar y convocar a las organizaciones del mundo privado a ser parte activa de la promoción, de la visibilización e incorporación de mujeres, así es el caso de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información (ACTI A.G).

Así lo comenta Isabel Almarza, Segunda Vicepresidenta de ACTI A.G “La ocupación de diversidad es algo que nos ocupa en ACTI desde siempre, pero especialmente en estos últimos años, donde sabemos como industrias tecnológicas que necesitamos más mujeres en la industria TI”. 

Datos del Foro Económico Mundial estiman que de aquí al 2025 se crearán alrededor de 12 millones de nuevas ocupaciones relacionadas a la Inteligencia Artificial. Eso conlleva una serie de desafíos asociados para ser capaces de absorber esa demanda, lo que va desde cambios en la oferta educativa a transformaciones en materia laboral.

Un ejemplo de ello es la iniciativa Más Mujeres Científicas lanzada este año, en la que 39 universidades adscritas al Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), ofrecen 2.358 vacantes en 410 programas de estudio en en carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática (STEM). 

Esto se vincula con algunas de las barreras que enfrentan las mujeres al momento de ingresar al mundo de las Tecnologías de la Información (TIC), como reveló el estudio de ONU Mujeres desarrollado por EY “Radiografía de las mujeres en el sector tecnológico en Chile: diagnóstico y recomendaciones”, que reveló que a 2021, las mujeres representaron el 35% de los trabajadores del área TI, pero su presencia disminuye a 15% en lo referido a cargos gerenciales.

Al respecto, Almarza añade que “se necesitan ejemplos a seguir en el sector de las TIC y es algo a lo que desde la mesa de mujeres y tecnología de ACTI hemos abordado a través de la concientización, dando a conocer los beneficios económicos y sociales que brinda contar con más presencia femenina en el mundo público y privado y buscando promover un círculo virtuoso al compartir prácticas entre empresas, desarrollando así el talento femenino en la industria”.  

Algunos ejemplos de ello, comenta Almarza, son acciones como el conversatorio “Liderazgo Femenino en TI: Inspiración y Transformación”, en el que tras más de 6 meses de trabajo se reunió a un grupo de mujeres empoderadas, impulsadas por un propósito compartido y alimentadas por una pasión por la industria de la tecnología, dando espacio para compartir experiencias a mujeres y a quienes se autoperciben como tales, provenientes de todos los ámbitos de la sociedad.

Atraer a más mujeres en la industria es un desafío que se debe abordar de manera tal mejorar la alfabetización digital y acortar las brechas de género y es algo que también ha sido abordado por el Gobierno a través de instancias como la Red de Mujeres de Transformación Digital del Estado. En ella, se han abordado materias de relevancia como la ciberseguridad, la identidad digital, la interoperabilidad y el liderazgo de las mujeres en las TIC, entre otras.   

“No podemos dejar afuera a las mujeres del mundo laboral, el construir un mercado más equitativo es más que un tema de brechas, es saber potenciarse y adelantarse a un mundo que requiere de más y mejor talento”, concluye la segunda vicepresidenta de ACTI.   

Volver arriba