La discusión sobre la IA debe ser tecnológica, económica, ética con los derechos humanos en el centro

Organizado por la Mesa de Inteligencia Artificial del ACTI, se realizó el seminario «Recomendación sobre la ética de la Inteligencia Artificial de Unesco y su adopción por el sector privado».

El speaker fue Andrés Morales, Consejero Regional UNESCO en América Latina y el Caribe y la moderadora, Náyat Sánchez-Pi, VP ACTI y CEO de Inria Chile.

Con una muy buena convocatoria, se tocaron aristas trascendentales relacionados con la «Recomendación sobre la ética de la Inteligencia Artificial de UNESCO».
El webinar tuvo tres bloques:
– Estado de situación de la IA
– En qué estamos ahora oportunidades y riesgos;
– Las Recomendaciones de UNESCO y lo que se está haciendo en América latina sobre este tema.

La inteligencia Artificial es “el tema de moda”, pues está presente en todas partes de la sociedad, en el debate público, empresas, en la vida de las personas. Y ya todos entienden que la inteligencia artificial es una realidad en todos nuestros espacios.

En el sector privado en los últimos dos años el crecimiento de la inversión privada ha tenido un crecimiento impresionante y para el 2030 se espera que crezca en un 35% más anual. Y básicamente esa inversión esta monopolizada por dos países: Estados Unidos y China. Y América latina está muy muy lejos. Y hay una tendencia a aumentar la inversión por otros países del mundo.

¿Cómo está Chile frente a la IA?
Oxford Insight hace cada dos años un Índice sobre IA, en el que evalúa distintos pilares del ecosistema de IA que proveen los Gobiernos, la posición de nuestro país es muy buena, está en el puesto 35 y si lo comparamos con el resto de América latina. Chile está por encima de otros países que tratan de estar en la vanguardia como Brasil, Colombia y Uruguay.

La Inteligencia Artificial trae grandes oportunidades
Durante la pandemia el haber obtenido de manera tan rápida y eficiente las vacunas contra el Covid19 es uno d ellos clares ejemplos de la importancia de la IA.

“Es la que nos permite elegir, diseñar y planificar experimentos mientras mejora la medición y observación. Nos ayuda a mejorar procesos de producción y gestión de alimentos en el mundo. También puede identificar a los pacientes más adecuados para ensayos clínicos y puede incrementar la exactitud de los diagnósticos médicos. Tiene una cantidad de bondades que si las potenciamos pueden ser de gran beneficio para el desarrollo de nuestros países, de la humanidad y del servicio social y ambiental. Pero también tiene riesgos. Uno de los principales es que los sistemas de IA pueden reforzar y reproducir sesgos, discriminaciones y desigualdades que hoy existen en nuestra realidad análoga. Por ejemplo, desigualdad de género ”, explicó Andrés Morales.

Entre los riesgos también está el hecho que la IA puede usarse para fines antidemocráticos, para coartar la libertad de expresión, la privacidad. Hoy tenemos sistemas de reconocimiento facial que se usan para seguimiento de opositores, seguimiento a ciudadanos, en fin.

El experto además explicó: “La discusión sobre la IA no solo debe ser tecnológica y económica sino también ética, poniendo los derechos humanos en el centro. Y en ese contexto surgen preguntas:
– ¿Qué tan excluyente y diversa es la data que se usa?
– ¿Qué tan transparente es el algoritmo que se usa?
– ¿Quién controla la IA? ¿Quién debería?
– ¿Si hay un daño quien responde?
– ¿Quién la gobierna?”

UNESCO
Desde el 2019, UNESCO mostró preocupación por los avances de la IA y le propuso a sus estados miembros comenzar una discusión para crear la primera recomendación sobre IA.

Luego de un proceso de dos años de consultas, en 2021 los 193 países miembros de UNESCO aprueban este texto.

“Por lo tanto se trata del primer marco global consensuado por todos los países del mundo, y no es un punto menor. Se pusieron de acuerdo todos los países del planeta que tiene un debate muy álgido y sensible al interior de ellos. Y esta recomendación quiere ser LA base para que la IA esté al servicio de la humanidad, de la sociedad, el medio ambiente y que tenga fines pacíficos. Permite ser un documento guía para el desarrollo de políticas, leyes y regulaciones de IA. Y, además, buscar darle orientaciones a todos los actores involucrados en todos los ciclos de la IA”, enfatizó Morales.

Con Chile trabaja a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación y se trata de uno de los países más comprometidos con la implementación de esta recomendación.

Sobre Andrés Morales
Es Consejero Regional del sector de Ciencias Sociales y Humanas de UNESCO en América Latina y el Caribe. Responsable de coordinar la implementación de la Recomendación sobre la ética de la Inteligencia Artificial de UNESCO en América Latina y el Caribe.

Andrés es abogado y periodista de la Universidad de los Andes en Colombia, con maestría en Política Social y Desarrollo, de London School of Economics, auspiciado por la beca Chevening del Reino Unido.

Fue director de la Fundación para la Libertad de Prensa en Colombia, y ha sido consultor de diferentes organizaciones internacionales como el PNUD y Open Society Foundations, y de entidades gubernamentales como la Secretaría de Educación de Bogotá y la Unidad para la Reparación de Víctimas.

Además, ha trabajado en la Región en áreas de derechos humanos, políticas sociales, y medios de comunicación.

Revisa el webinar en este link: https://encr.pw/T8MoI
Código de acceso: 7&hnb+K8

Volver arriba