Integración de sistemas: la punta de lanza de la productividad

Mojca Sirok, Directora ACTI, participa en nota de diario El Mercurio.

Hoy, la tecnología es un elemento transversal. No hay industria que no la utilice y para mejorar la eficiencia, disminuir los errores, ahorrar costos y optimizar procesos, sin duda, es la mejor aliada.

En cualquier organización, la tecnología cambia radicalmente la forma en que se ejecutan los procesos. Y, en este ámbito, la integración de sistemas está cautivando a todas las empresas que buscan mejorar la experiencia de sus clientes y ahorrar costos, al hacer más eficientes sus operaciones. ¿Por qué esta forma de trabajar se está volviendo tan popular? Según la directora de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), Mojca Sirok, existe una búsqueda por mejorar y optimizar la productividad.

‘Cuando no contamos con los sistemas integrados, los usuarios se enfrentan a situaciones en los que la eficiencia en el desempeño de sus labores puede verse disminuida’, señala. Y es que tener que mantener la información en dos o más lugares distintos puede ser un gran problema. Además, muchas transacciones comerciales pueden automatizarse, como sucede cuando se envían avisos a terceros de manera manual mediante teléfono o correo electrónico; o cuando quedan operaciones pendientes de confirmación. ‘Todas estas situaciones aportan complejidad al negocio y la operación, lo que a través de la integración de sistemas se puede evitar o mejorar’, indica Mojca Sirok.

Otra razón para integrar los sistemas tiene que ver con que al enfrentarnos a sistemas desconectados tenemos que duplicar lógicas tanto de negocio como a nivel de acceso a datos u otros recursos externos. ‘La alternativa de no hacer una integración es la migración de un sistema a otra nueva plataforma, sin embargo, eso, por lo general, es mucho más costoso que enfrentarse a una integración’, añade la directora de ACTI. Para el docente de la Escuela de Informática y Telecomunicaciones DUOC UC Carlos Valverde, actualmente es casi imposible pensar en algún sistema que viva de manera aislada e independiente, sin necesitar integrarse con otros, ya sea porque requiere obtener información de otra fuente o por la necesidad de dejar disponible información. ‘El uso masivo de internet, tanto en dispositivos móviles como en computadores de escritorio, ha promovido en gran medida la reutilización de servicios y esto ha incentivado la integración entre sistemas’, señala. Asimismo, la transformación digital adoptada en todo el mundo ha generado un ambiente propicio para que cada vez más sistemas y servicios ocupen las bondades de la tecnología de conexiones remotas.

En este ámbito, el docente de Duoc UC menciona API REST, por ejemplo, que entrega gran facilidad de integración, enmascarando la lógica que hay detrás del sistema y solo preocupándose de los datos que se solicitaron o crearán para cada uno de los servicios. ‘La integración entre sistemas es algo fundamental en el mercado y conocer cómo implementarlo es un skill muy cotizado entre los desarrolladores de software’, sostiene Carlos Valverde. El director del Departamento de Informática y Computación de la UTEM, Víctor Escobar, explica que una de las herramientas más comunes de integración es la API, una interfaz de programación de aplicaciones que permite conectar diferentes productos o servicios. ‘Es como un enlace que ayuda a que las cosas funcionen de mejor manera. Usualmente, se utiliza para hacer pagos como sucede con Transbank, por ejemplo, donde se ingresa un sitio que hace la conexión con otro para hacer el proceso de compraventa’, señala.

LAS VENTAJAS DE DIGITALIZAR

No solo la irrupción de las nuevas tecnologías obligó a las empresas a modernizarse. También lo hicieron las circunstancias. La pandemia impulsó la digitalización de muchos procesos y aunque al principio no parecía un camino fácil, quienes lo han tomado hoy reconocen sus beneficios. ‘Con la digitalización borramos las barreras físicas y se facilita el acceso a la información, transformamos los hábitos de consumo y comunicación, los volúmenes de datos disponibles se van multiplicando y nos permiten un crecimiento escalable’, señala la directora de la ACTI, Mojca Sirok. Según la especialista en tecnología, trasladar los procesos desde lo manual a lo digital es clave, porque nos ayuda a transformar el negocio, haciéndolo más eficiente, más disruptivo, imaginativo y centrado en el usuario.

‘Todo esto nos permitirá ser más eficientes en la operación, poder analizar el rendimiento y rentabilidad de nuestro negocio, pues se logra trazabilidad, se optimizan los costos y tiempos, se reduce el time to market y crece la oportunidad en la venta de nuestros servicios/productos’, afirma. De hecho, según un estudio de Temenos, cerca del 64% de los chilenos hoy realiza operaciones bancarias ‘principalmente’ en línea, mientras que otro 16,1% afirma ‘nunca’ visitar a su banco en persona. En tanto, el número de personas que realiza operaciones bancarias 100% en línea aumenta ligeramente a uno de cada cinco, cuando se habla de personas de entre 46 y 55 años. Los hallazgos, basados en las respuestas de más de 400 ciudadanos chilenos completadas entre junio y julio de 2021, revelaron un cambio hacia servicios impulsados digitalmente y la expectativa de un estilo de banca menos formal y más flexible.

Uno de cada cinco encuestados (21,3%) se pondría en contacto primero con su banco a través del móvil o la Web si tuvieran una pregunta sobre su cuenta (en lugar de visitar o incluso llamar al banco), una cifra que se eleva al 29% para las personas mayores de 55, según Temenos. ‘La digitalización de procesos permite automatizar los diferentes flujos de negocio que muchas veces son manuales, ganando tiempo que se podría utilizar en la innovación o creación de otro proceso o producto; o bien aumentar la capacidad de producción en el mismo tiempo que se ocupaba antes de la digitalización. Por consecuencia, es normal también evitar pérdidas de dinero por un flujo poco optimizado y/o dejar de ganar dinero por las mismas razones’, señala el docente de la Escuela de Informática y Telecomunicaciones DUOC UC Carlos Valverde. Adicionalmente, digitalizar los procesos permite generar nuevas formas de negocio, impulsando canales en línea como sitios web o aplicativos móviles, modernizando el negocio interno, lo cual permite también enfocar los esfuerzos del capital humano en otras áreas.

Volver arriba