LA TENDENCIA QUE CAMBIARÁ EL MUNDO EMPRESARIAL, SE ASOMA

Si bien existe consenso en la necesidad de avanzar, son pocas las compañías que han concluido el proceso de transformación digital en el mundo. En Latinoamérica, Argentina, Brasil y México llevan la delantera, Chile está rezagado en el cuarto lugar.

Desde hace un tiempo que la Transformación Digital, DX, por sus siglas en inglés, se está tomando la agenda tecnológica de las empresas a nivel mundial y aunque existe consenso es que es necesaria para dar el salto al crecimiento y al futuro, aún es una tendencia incipiente en la mayor parte del orbe. De hecho, sólo el 5% de las compañías en el mundo ha concluido este proceso, según Enterprise Strategy Group (ESG).

A nivel latinoamericano, y de acuerdo a datos premilinares de un estudio de la consultora IDC, los países más avanzados en la integración de soluciones TI son Argentina, Brasil y México. En tanto, Chile se ve un poco más conservador, revela Jay Gumbiner, vicepresidente de investigaciones de IDC. No obstante, “la mayoría de las compañías en el país han identificado la necesidad de desarrollar estrategias digitales, pero lo ejecutan de manera aislada y no como parte de una solución integrada”, explica.

Añade que la transformación digital en Chile se está dando hace un par de años, y su implementación empezó como consecuencia del cambio en el consumo de los usuarios finales en diversas tecnologías, lo cual hizo que las empresas desarrollaran estrategias para adecuarse a estos cambios.

Volviendo a la región, Jonathan Namuncura, analista de Software de IDC Chile, comenta que el 70% de las empresas están en las primeras etapas de adopción de DX. “En muchos casos, las organizaciones están en la fase de Explorador Digital con iniciativas desarrolladas a nivel departamental, o en su mayoría administradas por el Departamento de TI”, comenta.

Comercio, a la delantera

El CEO de Siemens Chile, Juan Ignacio Díaz, comenta que la transformación digital está cambiando el modo de hacer negocios y el reto “es lograr integrar el mundo real y virtual, clave para la competitividad”, afirma.

Señala que los sectores más adelantados son Internet y las telecomunicaciones por su naturaleza, pero “industrias como el retail, la manufactura, desde la impresión 3D hasta la fabricación de autos, también presentan avances con productos personalizados, con menos tiempo de lanzamiento al mercado y con mayor flexibilidad”.

En Latinoamérica, en tanto, sostiene Gumbiner, el rubro que lleva la delantera es el comercio, ya que adopta con mayor rapidez las nuevas plataformas de la DX, “en primer lugar por tener menos trabas legales para migrar hacia este tipo de plataformas y en segundo lugar, porque el área de retail, en general, está concentrada en pocos competidores por lo que no transformarse significa quedar fuera de la industria”.

Por su parte, Raúl Ciudad, presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información, ACTI, comenta que en el país el escenario sigue la tendencia regional, indicando que el comercio y en concreto, el e-commerce es el rubro más avanzado. Como ejemplo, destaca que el último Cyber Monday local cerró con ventas por US$ 126 millones, con US$ 83 millones más que en 2015. Un alza que explica, principalmente, “por el grado de penetración de la conectividad móvil, que está provocando grandes transformaciones en los hábitos de los consumidores, en especial de los millennials”.

No obstante, Díaz de Siemens advierte que el país tiene una oportunidad para aplicar la DX en otras industrias como la minera y la energética. “Es estratégico apuntar a la automatización de los procesos y prepararse para el manejo y análisis de Big Data para la toma de decisiones inteligentes (Smart Data), que permitan reducir costos y tiempos de producción, aumentando la eficiencia, seguridad y confiabilidad en las operaciones”.

Desafíos locales

Raúl Ciudad, señala que si bien el país ha dado pasos en este ámbito, no puede seguir desaprovechando las oportunidades y desafíos que se presentan en materia digital y de telecomunicaciones. “Respecto de otros países, Chile se está quedando atrás, porque, aunque tengamos Internet en el teléfono, dispositivos modernos y un buen avance en comparación a nuestros vecinos, el camino aún es largo y la tecnología no se ha incorporado lo suficiente a la economía, a la modernización del Estado, a la conectividad regional y humana”, afirma.

Añade que la conectividad en el país es clave para lograr penetraciones de banda ancha superiores al 90%, lo que se traduce en transformación digital de las empresas, e incremento de la productividad, “una implementación que debe ser pensada como parte de una Estrategia Nacional de Desarrollo público-privada, a la altura de las economías asiáticas”.

Por ahora, señala que las tecnologías más usadas por las firmas chilenas en la senda de la DX corresponden a sistemas operativos y redes; IT Offshoring; servicios en base a demanda; recuperación de desastres y control del negocio hardware y software inalámbrico; IT Outsourcing en Seguridad (hardware) y seguridad (software); almacenamiento y aplicaciones.

Por último, subraya que el gran desafío del país en DX es aumentar el número de empresas que incorporen a la innovación como estrategia para elevar la competitividad y productividad, según el tipo de compañía. “Hoy vemos cómo la TI ha cambiado toda la arquitectura de soluciones de la informática, llevándonos hacia una nueva dinámica que está centrada en la facilidad de uso desde el punto de vista del usuario, la rapidez en las respuestas, la masificación y accesibilidad desde cualquier punto, el aumento de espacios de almacenamientos y más”, concluye.

Fuente: El Diario Financiero

Volver arriba