Las ciudades inteligentes cada vez más cerca de los chilenos

* Nota de El Mercurio
Una smart city es aquella ciudad que usa la tecnología y la obtención de datos en favor de sus ciudadanos y de un desarrollo sostenible. La gestión de esta data permite adoptar mejores políticas públicas y administrar de manera más eficiente las urbes, en Chile y el mundo. En España, el caso de la ciudad de Toro, impulsado por Acciona, busca transformarse en un paradigma para futuras ciudades inteligentes

En la ciudad española de Toro, Acciona y el ayuntamiento local han instalado un sistema piloto formado por 200 sensores inalámbricos conectados a una red —cuya central está en Madrid—, que compila en tiempo real datos del alumbrado urbano, ciclo integral del agua, recogida de basuras y vehículos de gestión municipal de áreas verdes y mantenimiento urbano. La idea es convertir a esta localidad de 10.000 habitantes en una de las smart cities más avanzadas de Europa. En Londres, en tanto, el proyecto Wayfindr permite a los no videntes, mediante un sistema bluetooth, desplazarse correctamente mediante sus smartphones por el metro de Londres.

Y en Nueva York, este año han comenzado a instalar en las viviendas medidores inteligentes que rastrearán el uso del agua y utilizarán una red celular para enviar alertas automáticas a los clientes sobre posibles fugas o gasto elevado. Estos casos son tres ejemplos de avances en ciudades para convertirse en smart cities en poco tiempo. Pablo Allard, decano de la Facultad de Arquitectura UDD y director de Fundación Chile, explica que en el mundo se ha instalado con fuerza el concepto de ciudad inteligente, que con tecnología logran integrar y optimizar funciones urbanas tradicionales, reduciendo costos y mejorando la calidad de vida.

CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Este cambio en la manera de pensar las ciudades, dice, se da a partir de tres fenómenos propios de la denominada cuarta revolución industrial: ‘El primero es el internet de las cosas, con la masificación de dispositivos y sensores intercomunicados que generan una cantidad sin precedentes de datos; el segundo, la nube, que permite almacenarlos en tiempo real, y el tercero es la inteligencia artificial, que aumenta la capacidad de procesamiento de datos para convertirlos en información de gran valor. Los tres fenómenos ya están presentes en Chile’. Es que hoy los datos son imprescindibles para tomar mejores decisiones, sostiene Jorge Mostaza, responsable del servicio de agua que presta Acciona en la ciudad de Toro. Pero no basta disponer de ellos, dice, sino también visualizarlos con sistemas que interactúen entre sí. Es que finalmente estos datos permiten contar con mejores políticas públicas y una mejor gestión en las ciudades.

En Toro, continúa, gracias a sistemas inalámbricos, se monitorea la información de los contadores de agua y de diversas partes del sistema. Así se reducen las pérdidas de esta y se evitan problemas de facturación excesiva debido a fugas no detectadas. A su vez, al facilitarse la localización de averías, se minimizan los cortes de agua. Experiencias como la de Toro podrían extenderse hacia otras ciudades de España, el mundo y también Santiago, que según el ranking Cities in Motion del IESE, que comprende 100 ciudades, se ubicó en el primer lugar de la región y 68° en el mundo. Este estudio señala que nuestra capital destaca en la dimensión medioambiental y por la oferta de herramientas tecnológicas que favorecen la coordinación territorial para que sus ciudadanos, comunidades y empresas puedan desarrollar sus proyectos. Pablo Terrazas, vicepresidente ejecutivo de Corfo, refrenda este liderazgo y cuenta que el Plan Nacional Chile: Territorio Inteligente fue una de las primeras iniciativas que impulsó el concepto de smart cities en la región.

Además, relata que Corfo junto con la Usach y ACTI lanzaron recientemente el primer Plan Maestro para el Desarrollo de Infraestructura Habilitante de Ciudad Inteligente Abierta, que busca ser un insumo estratégico y técnico para orientar acciones concretas de desarrollo sobre smart cities en las diferentes regiones del país. En este último documento, se presentan cuáles son los diferentes componentes que deben estar presentes para avanzar hacia una ciudad inteligente. Terrazas señala que la Región Metropolitana cuenta con Sé Santiago Ciudad Inteligente, una iniciativa de Corfo y Fundación País Digital (FPD), que cuenta con un plan de diez años de implementación hasta 2025.

LA INICIATIVA CORFO

Luz María García, gerenta del proyecto en FPD, explica que el programa se encuentra en fase de implementación y ejecución en el ámbito de la micromovilidad; de la gestión hídrica del Maipo –a través del proyecto Ümüll-Ko, para el desarrollo de una plataforma de gestión hídrica en la cuenca del Maipo, que incluye la digitalización de proyectos de Agua Potable Rural (APRs)– y de seguridad, donde se encuentran trabajando en un centro integrado para la Región Metropolitana que aúne distintos esfuerzos en esta materia.

Comenta también que en el marco de Sé Santiago, se está desarrollando un proyecto de consultoría en video analítica con inteligencia artificial (IA), que busca tener un servicio de asesoría estratégica en movilidad que incorpore análisis mediante IA en registros de cámaras de seguridad del municipio de Santiago, tomando información sobre peatones, ciclistas y vehículos.

Volver arriba