Las compañías más avanzadas en tecnología serán las mejores preparadas para competir

Un alto grado de madurez en transformación digital de una compañía, se asegura por un lado la continuidad operacional y por otro lado puede seguir centrándose en nuevas estrategias de desarrollo de negocio.
Tras el inicio de la pandemia las empresas se han visto obligadas a trasladar el entorno laboral de toda una plantilla de trabajadores a sus domicilios y esto ha supuesto un reto para los departamentos de TI en todo el mundo, pues la mayoría de las compañías no estaban del todo preparadas para abordar el teletrabajo y menos en tan poco tiempo. Dado este escenario, las empresas se han visto obligadas a adaptar sus redes corporativas, las formas en cómo se accede a la información y a tos aplicativos y velar por la seguridad de la información y de los sistemas.

Mojca Sirok, directora de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI) y gerente general de Ingenia Global, afirma que ‘las empresas que comenzaron a explorar la transformación digital en estos últimos años se han visto con una gran ventaja ante la situación presentada con la llegada de la pandemia. Estas compañías seguramente ya implementaron la digitalización de toda la información de la compañía, políticas de cero papeles y adecuaron los procesos con una premisa de la accesibilidad que en el caso necesario permitiría trabajar desde cualquier lugar a un trabajador. Este es el perfil de empresas donde el departamento TI forma parte relevante en la gestión de una compañía’.

Ventajas competitivas

Respecto a las ventajas competitivas puede tener una compañía que gestiona adecuadamente sus servicios TI, la experta de ACTI, afirma que en tiempos de pandemia y confinamientos, está claro que las empresas con capacidades digitales y herramientas tecnológicas serán las que sobrevivirán al presente y podrán crecer en un futuro de nueva normalidad.

‘Un alto grado de madurez en transformación digital de una compañía, en todos sus niveles y con independencia de su ámbito de actividad o tamaño, se asegura por un lado la continuidad operacional y por otro lado puede seguir centrándose en nuevas estrategias de desarrollo de negocio’, recalca Sirok. Y agrega que, hay que entender que una vez que esta situación se vea superada, las compañías más avanzadas en tecnología y digitalización serán las mejor preparadas para poder competir.

Una empresa que le da importancia a su desarrollo tecnológico, se preocupa por apostar por I+D y está siempre más cerca de sus clientes/consumidores está mejor preparada que una que no lo hace.

Nota: La Tercera
Volver arriba