Menos del 30% de los trabajadores en ciencia, tecnología y computación son mujeres

Nota de PULSO-La Tercera de Lidia Herrera, Mesa de trabajo «Mujeres y Tecnología», de ACTI,

Desigualdad en la formación de la industria tecnológica.

Para los expertos, es primordial que desde temprana edad se estimule la creatividad y el interés por la ciencia y tecnología en las mujeres, ya que siguen siendo los hombres los más interesados en las disciplinas STEM.
La ciencia y la tecnología es un área que ha sufrido un boom histórico estos últimos meses -empujado especialmente por la pandemia- y donde sigue existiendo una brecha muy grande entre hombres y mujeres, especialmente en lo relacionado con el aspecto de la formación.

Para los expertos, la clave es fomentar desde pequeñas el interés en las mujeres por la tecnología, ya que a la fecha eso no ocurre, y es la razón por la cual vemos como los hombres predominan en todas las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

Marisol Alarcón, cofundadora de Laboratoria, startup que capacita a mujeres en temas digitales, explica al respecto que ‘hay que empezar a fomentar el interés por la tecnología a temprana edad, desde que las niñas son pequeñitas, asegurarse de jugar con ellas con juguetes y actividades que estimulen el pensamiento crítico, la creatividad, y el interés por la ciencia y la tecnología. Además, mientras van creciendo, hay que asegurarse que en los colegios haya una educación no sexista, donde motiven de la misma forma a mujeres y hombres’.

Alarcón agrega que, posteriormente, se debe realizar un trabajo en las universidades, donde se creen espacios más gratos para las mujeres, ya que actualmente las carreras relacionadas con tecnología siguen siendo dominadas por hombres. ‘Hay que hacer acciones propositivas para que sea un ambiente óptimo para las mujeres. Junto con ello hay que generar un acompañamiento con los hombres que están estudiando, para que sean más receptivos con las mujeres, y así lograr que más de ellas terminen sus carreras, porque pocas de las que entran a estudiar ingenierías o tecnologías lo hacen’.

Un análisis similar es el que realiza Javiera Tapia Bobadilla, desarrolladora senior y profesora de Programación en Le Wagon, bootcamp que lleva a cabo acciones para incentivar la participación femenina en áreas como STEM y la programación.

‘Creo que es solo falta de estímulo, ya que he conocido muchas programadoras chilenas que han llegado al rubro por accidente y no así por elección a momento de escoger qué estudiar (…) Es ideal que el incentivo venga desde pequeñas, con más exposición a los computadores, y que los padres prueben regalarle un kit de robótica a sus hijas, incentivando el enfoque STEM en sus casas y cambiando un poco el paradigma. Esto no necesariamente implica dinero, porque los recursos se encuentran hoy en internet’, indica.

Marisol Alarcón, de Laboratoria, recuerda que a nivel estadístico, casi el 40% de las mujeres chilenas consideran que tienen acceso desigual a oportunidades laborales, según un estudio de Google. ‘Junto a esto, se habla de que en el sector de tecnologías de la información y comunicación (TIC), solo una de cada cuatro trabajadoras es mujer y una de cada cinco se desempeña en puestos técnicos en el mundo. Asimismo, las mujeres que trabajan en ciencia, tecnología y computación representan en promedio menos del 30% del total, lo cual nos demuestra que sigue existiendo una brecha de género relevante en puestos de tecnología y que nuestro trabajo sigue siendo muy atingente’.

Alarcón agrega que aunque cada vez más mujeres se colocan en puestos de TIC, la gran mayoría lo hace en posiciones de junior o entry-level, y al observar puestos laborales de mayor experiencia o seniority, se percibe que el número de mujeres disminuye, y son menos aún en niveles ejecutivos.

Empoderamiento
Lidia Herrera, integrante de la mesa ‘Mujeres y Tecnología’, de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), recalca que en los últimos años en nuestro país se ha fomentado la participación de la mujer en el ámbito de la tecnología, y que la formación es clave en esto.

‘La educación es importante para garantizar que nuestra sociedad entregue las mismas oportunidades tanto a mujeres como a hombres, destacando tres pilares: calidad sin sesgo, para avanzar hacia una educación de calidad que garantice iguales oportunidades de aprendizaje para niños y niñas, junto con más oportunidades para que cada niña y mujer sea libre de seguir su vocación y tener plenas oportunidades de desarrollo según sus intereses y motivaciones, y la no violencia, para avanzar hacia un cambio cultural de tolerancia cero a cualquier forma de violencia o abuso’ señala.

Natalia Palacios, del programa ‘Más Mujeres en las Tics’, de Duoc UC, cree que es importante brindar apoyo, acompañamiento y empoderamiento para aumentar la cantidad de mujeres en estas carreras. En ese sentido, explica que el 12% de los alumnos de educación superior en carreras TIC en Chile son mujeres, lejos del 20% que poseen EE.UU. y Europa. En cuanto al campo laboral, la fuerza femenina disminuye notablemente llegando al 5% en nuestro país.

‘Ha existido un gran avance en concientizar respecto a la necesidad de incorporar más mujeres en tecnología en distintos ámbitos de la sociedad. Se ha formado un ecosistema de programas, iniciativas y organizaciones que tienen por objetivo potenciar el rol de la mujer en esta área aumentando su participación como estudiantes, profesionales de la industria, líderes y tomadoras de decisiones’, indica.

Además, agrega que ‘el aumentar la participación de mujeres que trabajan en tecnología es responsabilidad de todos: establecimientos educacionales, empresas, ONG y organizaciones sin fines de lucro y también el gobierno, que ha seguido avanzando en esta línea. Recientemente el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género ha creado la Iniciativa de Paridad de Género como comunidad de apoyo que motiva a las empresas a sumarse al compromiso de aportar a sus objetivos, lo cual suma significativamente a los esfuerzos de los otros sectores’.

Sobre este último punto, una de las iniciativas que se están desarrollando para fomentar la participación de mujeres en todas las disciplinas STEM, son los premios InspiraTEC 2021, el cual busca reconocer las invenciones de mujeres emprendedoras en ciencia y tecnología, y cuya convocatoria estará abierta hasta el 4 de octubre.

En ese sentido, el subsecretario de Economía, Julio Pertuzé, señala que ‘queremos inspirar a que cada día más mujeres den el salto a rubros STEM en los que hoy tienen una baja presencia. Tenemos que trabajar para que todos los talentos, con las herramientas necesarias, puedan convertirse en ideas de progreso para la sociedad’.

Volver arriba