Protección de datos y Fibra Óptica Austral son las deudas tech del Gobierno para este año

Cuando se habla de los grandes anhelos en materia tecnológica a nivel gubernamental, es imposible no recordar el posible Ministerio de Ciencia y Tecnología, entidad que lleva varios años en discusión.
Al respecto, este año será crucial, ya que el Gobierno se comprometió a una tramitación expedita para que en septiembre de 2017 (fecha en que inicia el proceso para el presupuesto del año siguiente) el ministerio se encuentre en funcionamiento. Pero aún queda mucha tela que cortar. ‘Este ministerio se debe centrar en la innovación tecnológica y ciencias aplicadas, y hasta el momento las discusiones no van en este sentido. Debemos exigir que se hagan bien las cosas’, comenta Álvaro Portugal, Presidente de Chiletec, asociación que reúne a más de 130 empresas desarrolladoras de software chilenas.
Pero dentro de los desafíos que vienen para 2017 en materia tecnológica a nivel Gobierno hay otros un poco más acotados que una institucionalidad de rango ministerial. Por ejemplo, el nuevo subsecretario de Telecomunicaciones, Rodrigo Pino, asegura que Chile necesita una ‘matriz digital’ para abordar los problemas del futuro. ‘Somos un modelo para lo que se hace posteriormente en los países de la región. Hoy existe mucha desigualdad digital, y debemos trabajar para superarla, en especial en las zonas donde el mercado no ve rentable entregar sus servicios’, comenta Pino.
La autoridad se refiere, por ejemplo, al proceso de Fibra Óptica Austral, que tiene como objetivo dotar de conectividad de alta velocidad y calidad a las dos regiones más australes del país. Se trata de 3 mil kilómetros de trazado para fibra óptica desde la Región de Los Lagos a la de Magallanes, que vio paralizada su licitación para el tramo de la región de Aysén y Magallanes, debido a que sólo se presentó una oferta para cubrir uno de los cuatro tramos licitados.
Raúl Ciudad, presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de la Información (ACTI), comenta que el retraso significa que no existirá una mejora respecto a conectividad digital de Internet en la zona austral con el resto del país. ‘Es imperativo que retomemos este proyecto como trascendente y logremos hacer los esfuerzos para sacarlo adelante, llamando a una nueva licitación donde exista una colaboración entre todos los actores involucrados, tanto privados como Gobierno’.
Pero Rodrigo Pino indica: ‘Volveremos a realizar la licitación del concurso prontamente y para ello estamos trabajando en las bases del proceso licitatorio’, apunta el timonel de la Subtel.
Un hito que también se espera para este año es la forma en que solucionará la red informática del sistema de salud, luego que en octubre de 2016, el Minsal revocara el proceso de licitación de Sidra 2, lo que, según la industria tecnológica, significó entre US$20 y US$30 millones de pérdidas para las cerca de 30 empresas que participaron en el proceso. ‘Más allá de la pérdida en millones de la industria o de la fe en los procesos, el problema es el alto costo que tienen que pagar los ciudadanos por esta revocación. Esto se traduce, entre otras cosas, en un peligro de que el Minsal se transforme en una empresa de desarrollo de software, perdiendo oportunidades para aprovechar los avances de las empresas nacionales y extranjeras que ponen a disposición su conocimiento’, indica Ciudad.
Por último, otro tema clave para este año que comienza podría ser la nueva legislación con respecto a protección de datos personales. Hace ya casi 17 años que en nuestro país se aprobó la última ley que resguarda los datos de las personas, cuando la irrupción de internet era mucho menos fuerte de lo que es actualmente.
Incluso, el retraso del envío del proyecto supone además incumplir acuerdos de la OCDE. Se estima que el proyecto de ley sería enviado durante este mes al Congreso. O sea, en menos de 26 días.
Recuadro :¿Qué ha pasado? A días de comenzado el año 2017, el Gobierno enfrenta varios asuntos pendientes por resolver en materia de tecnología.
¿Por qué ha pasado? Temas como el Ministerio de Ciencia y Tecnología, la red informática de salud, una nueva ley de datos personales y una conectividad de alta velocidad para la zona austral son algunos hitos aún no cumplidos.
¿Qué consecuencias tiene? De resolverse, todas estas materias ayudan a que el país sea más competitivo y ágil.

Volver arriba