Voto electrónico

Señor Director:
Frente a la última problemática en la que se han visto envueltos el Servel y el Registro Civil, sobre los errores en los padrones electorales de los votantes, y las cifras que posicionan a Chile como uno de los países con mayor abstención electoral, cabe preguntarse si debemos cuestionarnos nuestro sistema actual de votación.
Bélgica, Estados Unidos, Brasil y Estonia, por nombrar algunos países, han implementado el voto electrónico de forma completa. Han visto múltiples ventajas en el uso de este sistema ya que se elimina el margen de error humano, aumenta la accesibilidad, es auditable, la población puede conocer los resultados en pocas horas y se integran herramientas tecnológicas que permiten el compromiso y la participación del elector.
Nuestro país cuenta con una buena infraestructura de TIC, cultura tecnológica general y los medios para adoptar esta y otras soluciones de modernización. ¿Por qué no sumarnos entonces a esta lista?
Muchas veces estos desafíos o cambios dependen de la voluntad y las ganas de experimentar nuevas formas de hacer democracia. Chile no debe tenerle miedo a buscar nuevas alternativas de participación ciudadana, ya sea a través de votos electrónicos, online u otras que cambien la metodología en que el Estado abre puertas a los ciudadanos.
Raúl Ciudad Presidente Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (Acti)

Volver arriba